Pizza de calabaza, terroríficamente deliciosa

Se acerca la noche de Halloween y con ella llegan los caramelos, los disfraces y, por supuesto, las calabazas. Si has comprado algunas a modo de decoración y quieres saber qué hacer con ellas una vez pasada la fiesta, en este post te damos una receta terríficamente deliciosa: pizza de calabaza.

Así, como lo oyes, la calabaza combinada con el toque de ingredientes como el queso puede ofrecernos un resultado sorprendente. Posiblemente nunca habrías pensado en añadir calabaza en este plato, pero una vez que lo pruebes no podrás dejar de cocinarlo.

Ingredientes de la pizza de calabaza

Día 1 de noviembre por la mañana. Te levantas y ves la cocina llena de calabazas. Ayer te pareció buena idea vaciarlas para iluminarlas a modo decorativo. Hoy, sin embargo, tienes un montón de calabaza y no sabes que hacer con ella. No te preocupes, Auténtica Pizza te ofrece en esta receta una posible solución. Lo único que necestias son estos ingredientes:

  • Masa de pizza La Piadina de Riccione (extrafina y crujiente).
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Un poco de cebolla tierna.
  • 1 diente de ajo.
  • 80 gramos de calabaza pelada (al gusto).
  • 40 gramos de jamón serrano (dos o tres lonchas).
  • Queso mozzarella rallado.
  • Queso parmesano cortado en tiras pequeñas.
  • Orégano.

Modo de preparación

 

  • Precalentamos el horno en modo estático, tanto por la parte de arriba como por abajo, a 180º durante unos minutos.
  • Pela la cebolla en tiras finas. Después, corta en láminas el diente de ajo.
  • Derrama el aceite de oliva virgen extra sobre la masa y, a continuación, extiende la cebolla y el ajo sobre la piadina.
  • Corta la calabaza en finas láminas y repartela sobre la masa.
  • Pon el jamón serrano sobre las láminas de calabaza.
  • Añade el queso emmental y mozzarella sobre la base de pizza a tu gusto.
  • Introduce la pizza en el horno durante 7-8 minutos.
  • Añade el orégano y… ¡a disfrutar!

 

La pizza más tradicional: la pizza marinara

La pizza, desde su invención hace más de 150 año, ha evolucionado y se ha adapatado a las diferentes culturas. Son muchas las variedades y recetas; con piña, con huevo, con carne, etc. Es tan grande la diversidad como los gustos de cada persona. Sin embargo, existe una receta que simboliza la tradición y el origen de este aclamado plato: la pizza marinara (marinera, en nuestro idioma).

La pizza marinara nació en Nápoles a finales del siglo XVI, cuando se introdujo en Europa el tomate procedente de América. A pesar de lo que popularmente suele pensarse, la pizza marinara está muy lejos de llevar ingredientes como marisco o pescado. Esta pizza tradicional debe su nombre al hecho de que los ingredientes necesarios para su elaboración se conservan durante mucho tiempo, permitiendo a los marineros llevarlos consigo en sus largos viajes. Junto con la pizza margarita, es una de las más populares en Italia.

Ingredientes de la pizza tradicional marinara

Los ingredientes de la pizza más tradicional son elementos que podemos encontrar en cualquier cocina, además de ser muy baratos. Con poco, podemos hacer un riquísimo plato que guste mucho.

Modo de preparación

  • Precalentamos el horno en modo estático, tanto por la parte de arriba como por abajo, a 180º durante unos minutos.
  • Picar los ajos finamente.
  • Extender el tomate sobre la base de pizza.
  • Añadir el ajo, un chorro de aceite de oliva y el orégano.
  • Introducimos al horno durante 7-8 minutos y ¡listo!

¡Ya puedes disfrutar de la receta más tradicional de pizza italiana!

10 curiosidades sobre la pizza para dejarte con la boca abierta

La pizza, uno de los manjares más codiciados de la tierra, capaz de enganchar hasta a las propias Tortugas Ninja. Protagonista indiscutible en cualquier hogar y en cualquier parte del mundo, la pizza guarda todavía muchas curiosidades que mayoría de nosotros no conocemos. ¿Eres un auténtico fan de la pizza y de los detalles curiosos? ¡A continuación te contamos 10 curiosidades sobre la pizza que seguro desconocías sobre este plato universalmente adorado!

Curiosidades sobre la pizza

1. Más de 300 años comiendo pizza

La pizza, tal y como la conocemos en la actualidad, nació en Nápoles (Italia) en el siglo XVII. Mientras que en toda Europa se creía que el tomate era venenoso, los napolitanos lo incluyeron en su dieta, llegando incluso a cultivar su propia variedad de tomates, conocidos como ‘San Marzano’, cuya baja acidez permitía la elaboración de una salsa de tomate. Con la combinación de pan, queso y tomate surgió un plato delicioso y barato, al alcance de todos.

2. Pizza a precio de diamantes

Así, como lo oyes… y es que la pizza más cara del mundo cuesta poco más de 1.800 euros. Puedes comerla en Nueva York, en un exclusivo local de restauración Industry Kitchen, situado en el glamuroso barrio de Manhattan. Entre los ingredientes de esta auténtica joya encontramos queso Stilton, caviar, trufas, foie gras ¡y copos de oro de 24 kilates! Así, hasta la mismísima Audrey Heburn hubiese desayunar con pizza en lugar de diamantes.

3. La pizza, reina de las mesas

La pizza es el plato más consumido en el mundo, por encima de su eterna rival la hamburguesa. Y es que, más de 5.000 millones de pizzas son comidas anualmente. Suena a bastante, ¿verdad? Si tenemos en cuenta que alrededor de un 20% de los restaurantes del mundo son pizzerías, ¡nos salen las cuentas!

En España, por ejemplo, la pizza es el segundo plato más consumido por detrás de la ensalada, según datos del Ministerio de Agricultura y Consumo.

4. Pionera de la venta online

Si pensabas que un libro o unos zapatos ostentaban el honor de haber sido la primera compra en Internet, ibas muy desencaminado. Siempre a la vanguardia de las novedades, la pizza fue uno de los primeros productos que se vendió en Internet, como no podía ser de otra manera. Una pizza de champiñones vendida por Pizza Hut en 1994 fue el primer producto vendido 100% online de la forma en que lo conocemos ahora. ¿Curioso, verdad?

5. La pizza con piña, el dilema universal

Poco se habla de los grupos de amigos que se han roto por culpa de esta discusión. Y es que, la piña y la pizza forman un tándem que muchos adoran y otros nunca llegarán a entender. Sin embargo, poco conocemos sobre cómo surgió este plato. Esta extraña combinación fue invención del cocinero alemán Clements Wilmenrod, famoso en los años setenta. Ya sabes a quien debes darle las gracias…o no.

6. Pizzaholics, los enamorados de la pizza

Si comerías pizza a todas horas y todos los días de la semana: amigo, lo tuyo no es amor, es obsesión. Y como no podía ser de otra manera, los americanos ya le han puesto un nombre: pizzaholic. O lo que es lo mismo, dícese de aquella persona adicta a la pizza. ¿Algún pizzaholic en la sala?

7. Noches de peli, manta… ¡y pizza!

No hay nada mejor que esas noches en las que no te apetece hacer nada. Solo quieres peli, manta y, por supuesto, una deliciosa pizza. Diversos estudios han afirmado que el día de la semana en el que más pizza se consume es el sábado por la noche. Así que no esperes a abrir la nevera y ver que no tienes la masa de pizza más crujiente y extrafina del mundo mundial.

8. Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

Nada tiene que envidiar la pizza a la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba. Desde el 7 de diciembre de 2017, la pizza napolitana fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Pero no solo eso, la UNESCO también reconoció ‘el arte tradicional de los pizzaiuoli napolitanos’. ¿Cómo sienta comerse un patrimonio de la humanidad?

9. Octubre, mes de la pizza

Ni en un millón de años te hubieses parado a pensar que la pizza podía tener un mes en su honor. Octubre es el mes de la pizza, y es que está demasiado buena para celebrarlo un único día.

10. El pepperoni, protagonista indiscutible

El pepperoni es el ingrediente más utilizado en las pizzas alrededor de todo el mundo. Sin embargo, para gustos, colores. Lo mejor para cada uno es utilizar los ingredientes que más le gusten y probar cosas nuevas. ¡Eso sí, para hacer la mejor pizza del mundo, necesitas la masa de pizza de Riccione, la más extrafina, sana y crujiente!

¡Pizza Vegetal en tan solo 10 minutos!

¿Eres vegetariano y tu pasión son las pizzas? ¿Quieres darte un placer saludable? ¡La pizza vegetal es una de tus alternativas! Tienes miles de opciones disponibles para sorprender con la Piadina di Riccione, una masa de pizza extrafina, ligera, sana y crujiente con la que cualquier receta te saldrá exquisita. Hoy, te proponemos una opción para una cena rápida pero saludable: la pizza vegetal.

Ingredientes para la pizza vegetal

Si eres de esas personas a las que les gusta comer sano y cuidarse, es muy probable que muchos de los ingredientes de la pizza vegetal estén en tu nevera. Si no tienes alguno de ellos, siempre puedes improvisar con el resto de verduras a tu disposición. ¡Tú mandas en tu cocina!

  • Tomate triturado
  • Orégano
  • Sal
  • Cebolla tierna
  • Calabacín
  • Pimiento verde
  • Pimiento rojo
  • Queso mozzarella para pizza (si tu dieta lo permite).
  • Opcionalmente, cualquier verdura que tengas en casa.
  • Por supuesto, la masa de pizza la Piadina di Riccione.

Modo de preparación

Una vez preparados los ingredientes en la cocina para tenero todo a mano, es hora de ponerse el delantal y empezar con nuestra deliciosa pizza vegetal.

  • Precalentamos el horno en modo estático, tanto por la parte de arriba como por abajo, a 180º durante unos minutos.
  • A nuestra deliciosa masa de pizza le añadimos el tomate triturado y el orégano.
  • Cortamos las verduras en láminas muy finas y las repartimos por toda la superfície.
  • Añadimos el queso rallado y otro poco de orégano al final.
  • Introducimos la pizza vegetal en el horno a 180º durante 10 minutos y ¡listo!

Ya puedes disfrutar de tu pizza vegetal.